Google
la Web Instrumentos Cristianos

jueves, 16 de junio de 2011

Dibujos Animados - Santo Domingo Savio

Dibujos Animados - Santo Domingo SavioEste programa de dibujos animados para niños explora la vida de Santo Domingo Savio.

Doménico Savio (San Giovanni da Riva, Italia; 2 de abril de 1842 - Mondonio, Italia; 9 de marzo de 1857), fue un alumno de San Juan Bosco, en el Oratorio de San Francisco de Sales, que se propuso ser santo y murió tres semanas antes de cumplir los 15 años de edad, siendo el santo no mártir más joven de la Iglesia Católica.

Cuando tenía sólo unos veinte meses, sus padres —Carlino Savio y Brígida Gaiato— se trasladaron a Murialdo, donde nacieron sus hermanos. En 1847, su madre lo lleva a la Iglesia, cuyo párroco era Don Juan Zucca. Aprende a ayudar en misa, llegando a ser un monaguillo ideal, que hasta incluso Don Zucca cuando le pedía el Misal hacía bromas de su estatura y reían juntos.

En febrero de 1849, toda la familia se traslada a Mondonio. Domingo tiene siete años y una preparación y madurez poco común para su edad. El 8 de abril de 1849, Domingo recibe su primera comunión en la Parroquia de Castelnuovo de Asti. Arrodillado al pie del altar, con las manos juntas, pronunció los propósitos que venía preparando desde hace tiempo:

Propósitos que yo, Domingo Savio, hice el año de 1849, a los siete años de edad, el día de mi primera comunión:

  1. Mis mejores amigos serán Jesús y María
  2. No faltare a la misa dominical
  3. Respetare a mis padres
  4. Cumpliré mis deberes de estudiante
  5. Me apartare de las malas amistades
  6. Saludaré siempre

En 1854 (a los once años de edad) entra a formar parte del oratorio de Don Bosco. Sería un alumno fuera de lo común y expresará sus deseos de convertirse en sacerdote.

En febrero de 1857 tuvo fuertísimos accesos de tos que le obligaron a guardar cama durante semanas. El domingo 1 de marzo fue enviado de vuelta a la casa de sus padres, en Mondonio. Un médico diagnosticó que padecía de algún tipo de inflamación en los pulmones y decidió sangrarlo, según se acostumbraba en aquella época. Domingo siguió empeorando.

Los primeros días de marzo de 1857, Domingo recibió los últimos sacramentos. Al anochecer del lunes 9 de marzo rogó a su padre que recitara las oraciones por los agonizantes.

A las diez de la noche trató de incorporarse y murmuró:

Adiós, papá. El Padre me dijo una cosa, pero no puedo recordarla.

Súbitamente su rostro se transfiguró con una sonrisa de gozo, y exclamó:

¡Estoy viendo cosas maravillosas!

Esas fueron sus últimas palabras.

 

 

 
Dibujos Animados Cristianos - Santo Domingo Savio

2 comentarios:

Anónimo dijo...

hermoso <3 ! :D

Walter dijo...

Gracias.
Ciao.

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails